TALLERES MARTÍNEZ, Servicio Oficial Ford en San Miguel de Salinas (Alicante)

Nuestras Noticias

Cuándo cambiar los neumáticos de nuestro vehículo

Cuándo cambiar los neumáticos de nuestro vehículo

Para un correcto mantenimiento de nuestro vehículo, uno de los puntos más importantes es la revisión y cambio de los neumáticos. A pesar de ser uno de los elementos del coche que más desgaste sufren, a menudo olvidamos chequear su estado y aguantamos conduciendo con neumáticos viejos o en mal estado. Por eso, debemos saber con certeza cuándo cambiar los neumáticos de nuestro vehículo.

Es totalmente necesario, para conducir con seguridad, revisar como mínimo una vez al mes la profundidad de la banda de rodadura y su estado, así como la presión del neumático y si éste tiene cualquier signo de desgaste o de daños. A veces no nos damos cuenta, pero un golpe contra un bordillo o el roce al aparcar pueden dañar el neumático más de lo que pensamos. Además, las condiciones climáticas también pueden influir. Por ejemplo, la temperatura del asfalto en ciudades muy calurosas como las mediterráneas afecta directamente a las ruedas.

En general, éstos son los principales casos en los que tendrás que cambiar tus neumáticos sin demora.

 

1- Han alcanzado el límite legal de desgaste de 1,6 mm

Cuando los neumáticos llegan al límite legal de desgaste, es hora de hacer un cambio por tu seguridad. Este límite se establece en los 1,6 mm, así que si tus ruedas están cerca de este tope, no dejes pasar el tiempo y acude a un profesional para cambiarlas. Si esperas a que los neumáticos bajen de este límite, podrías ser multado -además de poner en riesgo la conducción-, así que desde Talleres Martínez te recomendamos siempre sustituirlos antes de que sobrepasen los 1,6 mm.

Si tienes dudas sobre si tus neumáticos están a punto de alcanzar el límite legal de desgaste, acude siempre a un profesional para que te asesore y realice la sustitución con total garantía.

 

2- Cuando hemos sufrido un pinchazo

Tener un pinchazo es cada vez menos frecuente, gracias a la gran calidad que tienen los neumáticos hoy en día. Pero no es inevitable, así que hay que estar preparados. Cuando tengas este problema, acude en primer lugar a un especialista para que evalúe el daño de la rueda y te indique si debes cambiarla. Nunca intentes repararlo tú mismo, porque en la mayoría de los casos, los daños tras un pinchazo son irreparables y es necesario cambiar el neumático.

Recuerda que aunque el pinchazo haya ocurrido en una sola rueda, es necesario sustituirlas de dos en dos, y que sean del mismo tamaño, características y marca.

 

3- Desgaste natural

Puede que nuestros neumáticos no hayan llegado al límite legal de los 1,6 mm, pero que estén lo suficientemente usados y desgastados como para tener que sustituirlos. Tenemos que estar atentos a los signos de envejecimiento para prevenir futuros problemas, como la pérdida de agarre. Si ves algo extraño en el aspecto externo del neumático, signos de daño o de fatiga, no dudes en acudir a un profesional.

Pasados los cinco años de vida de las ruedas, desde Talleres Martínez recomendamos inspeccionarlas por lo menos una vez al año, y después de los 10 años de uso, hay que empezar a pensar en cambiarlas sí o sí. Si aún conservas los neumáticos originales del coche, sigue siempre las instrucciones del fabricante del vehículo sobre su sustitución.

 

4- Si no son adecuados para nuestro coche

Nunca debemos hacerlo, pero si por casualidad estamos conduciendo con unos neumáticos que no son los adecuados para nuestro vehículo, debemos cambiarlos sin demora. Lo más recomendable es usar el mismo modelo en las cuatro ruedas, pero con tener 2 +2 iguales nos bastaría. Deben tener la misma marca, la misma escultura, las mismas dimensiones, y los mismos índices de velocidad y de carga. Si no lo hacemos así, estaremos perjudicando la conducción, la estabilidad y la mecánica del vehículo, y por tanto, nos pondremos en serio peligro. No es una cuestión que se deba pasar por alto.

Nunca debemos mezclar neumáticos radiales con los no radiales, ni radiales con diagonales. En caso de que debamos montar dos neumáticos radiales y dos diagonales, los dos radiales deben ponerse en el eje trasero y los dos diagonales en el eje delantero.

 

5- Hay daños en el neumáticos

Cuando tenemos un choque contra un objeto sólido, como bordillos, baches, cristales o cualquier objeto puntiagudo, nuestros neumáticos pueden resultar gravemente dañados. En este caso, acude rápidamente a un especialista para que revise la rueda. Aunque te parezca que el golpe no ha sido gran cosa, pueden existir perforaciones, cortes o deformaciones en el neumático.

Recuerda siempre que el mantenimiento de coche es esencial para conducir seguros y de forma más eficiente. Así que no pierdas tiempo y solicita tu cita previa en Talleres Martínez para la revisión de tus neumáticos. ¡Prevenir es la mejor estrategia para una buena conducción!